Aprovechando el parón veraniego nos hemos trasladado a una nueva oficina.

Después de un proceso de redefinición, que nos ha llevado a evolucionar hacia una compañía con menos convencionalismos y más informal, con personal joven y dinámico, Spenta se ha transformado en un nuevo concepto de empresa, aportando un aire más fresco y desacomplejado, pero sin dejar de lado la profesionalidad, la honestidad y el valor que nos caracteriza.

Nos hemos instalado en el edificio restaurado de Platerías Ribera, en el histórico barrio del Poblenou barcelonés que fusiona la imagen más tradicional de la Barcelona obrera con otra más moderna, contemporánea y vanguardista.

Una oficina que elimina la imagen de típica consultoría para dejar paso a la sencillez del concepto abierto, donde los espacios se integran y se comparten, consiguiendo transmitir una imagen más clara y fresca, actual, moderna y con estilo.